Comprimir archivos o directorios en Linux

Para transferir un archivo grande como puede ser un dump de una base de datos, o un directorio con muchos archivos, como puede ser el directorio de datos de una aplicación, lo más recomendable es comprimirlos.

En Linux, podemos comprimir un directorio desde la línea de comandos:

tar czf comprimido.tgz directorio

De esta manera, se comprime con gzip el directorio con todo su contenido en el archivo comprimido.tgz. Podemos usar la extensión tgz o tar.gz

En el momento que deseemos extraer su contenido:

tar xzf comprimido.tgz

 

Los argumentos principales con los que se invoca tar son:

  • -c, –create: Crea un archivo nuevo
  • -z, –gzip: Comprime con gzip
  • -f ARCHIVO, –file=ARCHIVO: Archivo a utilizar
  • -v, –verbose: Indica más detalle del trabajo que se realiza. Ej: muestra los archivos a medida que se van agregando
  • -x, –extract: Extrae el contenido de un archivo

Se pueden indicar de diferentes maneras junto al comando (todas generan el mismo resultado):

tar --create --gzip --file=comprimido.tgz directorio

tar -c -z -f comprimido.tgz directorio

tar -czf comprimido.tgz directorio

tar czf comprimido.tgz directorio

 

 

Tagged with: ,
Publicado en Aplicaciones, Linux