Configurar un DNS dinámico

Cuando nos conectamos a Internet nuestro proveedor nos asigna una dirección IP que puede variar en cada conexión. Es por ello que existe la posibilidad de comprar una dirección IP para poder establecerla de manera fija y siempre que lo necesitemos poder acceder a nuestro router local a partir de ella, como un punto único de entrada.

Una alternativa tal vez más simple es la creación de un DNS dinámico o DDNS. Ya habíamos hablado de definir un DNS de manera local pero eso solamente sirve cuando desde un equipo de la red interna queremos acceder a otro de la misma red o incluso en internet. En este caso lo que buscamos es una forma para poder acceder desde Internet a nuestro router.

Para ello debemos crear una cuenta en un sitio que provea este servicio (de manera gratuita o pagando) y en ella declarar un host indicando como mínimo:

  • Hostname: un nombre de dominio propio, a partir de uno de los dominios que el servicio permita elegir
    • algunos de estos servicios proveen dominios gratuitos
  • IP address: la dirección IP actual que el proveedor de Internet nos asignó
    • por lo general, estos servicios la obtienen automáticamente

Ahora debemos esperar unos minutos a que se realice la actualización de los DNS y si indicamos en un navegador el Hostname que acabamos de definir, deberíamos tener acceso al router de nuestra red local.

El inconveniente aquí es mantener actualizada la dirección IP en el host que creamos en el servicio. Para ello deberemos optar por:

  • 🙂 configurar nuestro router, en la opción de DDNS para que automáticamente al realizar una nueva conexión, comunique la dirección IP al servicio y hostname que le indiquemos
  • 😐 instalar una aplicación propietaria que el servicio provea en uno de nuestros equipos, de manera que cuando la dirección IP de internet cambie, esta herramienta la comunique al servicio
  • 😦 acceder al sitio web del servicio y actualizar manualmente la dirección IP del host correspondiente

 

Anuncios

Apuntar dominios locales sin un servidor de DNS

Supogamos que tenemos un servicio provisto por uno de los equipos en la red local (LAN), el cual se accede mediante un dominio en particular. Para que el resto pueda utilizarlo requerimos de un servicio de DNS donde se registre la asociación entre la dirección IP del equipo y ese dominio.

Si son pocos equipos y no contamos con el servicio de DNS, podemos utilizar el archivo hosts de cada equipo para registrar la asociación previamente mencionada. Este archivo de texto plano tiene un listado de asociaciones donde por cada una se indica en la línea la dirección IP y uno o más dominios.

Formato

<Dirección IP> <Dominio>
127.0.0.1 localhost

Ubicación

  • Linux: /etc/hosts
  • Windows: %SystemRoot%\system32\drivers\etc\hosts

 

Para dar un ejemplo, vamos a considerar que el equipo con IP 192.168.0.24 provee un servicio web mediante el dominio “servicio.local”

Entonces tenemos que modificar el archivo hosts de cada uno de los equipos (incluido el que provee el servicio) y agregar la línea:

192.168.0.24 servicio.local

Así cuando un usuario desde un navegador por ejemplo indique http://servicio.local, el sistema enviará la petición al equipo con dirección IP 192.168.0.24 para que la resuelva.

Limpiar los DNS cacheados en Windows

Durante el uso del equipo, navegando en internet, el caché de DNS en Windows se va llenando. Los registros se mantienen por 24 minutos, de manera predeterminada. Posteriores accesos a los mismos sitios utilizan este caché para evitar realizar nuevamente la consulta de DNS.

Es posible que si se actualiza la información de DNS durante este tiempo, los navegadores sigan mostrando contenido previo debido a que se sigue accediendo al servidor indicado en el caché.

Para solucionarlo, accedemos a la línea de comandos (cmd) y ejecutamos:

ipconfig /flushdns